martes, 4 de febrero de 2014

Cuatro pinceladas para Fate Core: Espada y Brujería

¡De vuelta al mundo! Acabé los exámenes el viernes pero ahora queda adaptarse al nuevo horario de clases, que es un tanto horrible. Aunque tengo algunas clases más que interesantes (y me da que esa de 'Religión y Magia en el Mundo Antiguo' me va a dar muchas ideas para Runequest), estoy bastante reventado. Pero llevaba tanto tiempo sin poner una entrada que me sabe un poco mal, así que vamos al lío.

Jugar a Espada y Brujería con Fate es bastante sencillo. De hecho los ejemplos de juego son con una partida de Espada y Brujería (aunque más bien es Baja Fantasía, pero bueno, tanto da) y habría que añadir pocas cosas... Pero algunas hay que hacer. Vamos con ello.

1. ¡Culturas!
Las culturas de Beasts & Barbarians
La creación de personaje seguiría los mismos parámetros que para Fate Core, pero antes de todo hay que elegir una cultura. Las culturas en los mundos de Espada y Brujería son más que importantes y queremos reflejar eso. Por eso mismo uno de los aspectos de tu personaje (que no debe ser el Problema, aunque sí puede ser el Alto Concepto) tienen que estar en relación con la cultura. Ahora bien, ¿que tipo de culturas existen y para que sirven? 
  • Civilizado: Los miembros de culturas civilizadas se llevan bien con las ciudades y lo que ello representan: callejeo, trueque, pasar desapercibido entre la multitud y demás. Pero no son expertos en las situaciones más agrestes, ya que su suave piel urbanita no está acostumbrada a la vida a la intemperie. 
  • Bárbaro: Los bárbaros son tipos que van desde los 'a medio civilizar' (Conocen los conceptos de ciudades, de reyes y bastantes cosas útiles de la civilización) hasta los más primitivos y salvajes. Se llevan bien con la vida en plena naturaleza (sobre todo en las relacionadas con su tribu) y con las situaciones más violentas, pero a veces la extraña retórica de las ciudades les supera y en general los artificios de la civilización pueden superarlos.
  • Nómada: Los nómadas se podría decir que son un tipo especial de bárbaro. Viven en una tierra limitada por una frontera que cada día cambia. No tienen un verdadero lugar al que llamar hogar y la mayoría de ellos han visto más mundo en una semana que el resto de la gente en toda su vida. Los nómadas se llevan bien con la orientación y con la vida con el medio en el que se conducen (caballos, barcos, lo que sea), además de que han visto bastante mundo. Por otro lado las sociedades estables les suelen confundir y además las confusiones son bastante normales...
Cabe decir que el aspecto tiene que tener cierta relación, además de algo de chicha. 'Civilizado' no es un buen aspecto, mientras que 'Letal Arquero Hirkanio' sería un buen sitio donde empezar. Por lo mismo, 'Bárbaro' no es un buen aspecto, pero 'Criado en las colinas de Cimmeria' es algo bastante mejor. 

2.¡Equipo!
La espada de la Atlántida
Puedes usar las reglas de equipo tal y cómo ya presenté en la primera entrada de 'Cuatro pinceladas para Fate Core', pero con ciertos cambios. Por ello mismo las pongo aquí, así no tenéis que ir entre entradas:

¿Que sería de los juegos de aventuras sin equipo? Las armas y armaduras en Fate quedan en segundo plano, pero si quieres usarlas usa estas sencillas y vistosas reglas. Usa las reglas de 'Dados Rojos y Azules'. Vamos con ello:
  • Un personaje puede llevar un máximo de objetos Pesados como su Físico. Así un tipo con Físico +3 puede llevar tres objetos Pesados. Un personaje con Físico 0 puede llevar un objeto pesado, pero sólo uno. 
  • Los objetos Ligeros no ocupan espacio, pero los Muy Pesados ocupan 2 espacios.
  • Un personaje puede llevar hasta dos armas (o un arma a dos manos) y una armadura. Si llevas dos armas de mano cada turno, antes de tirar iniciativa, decides que arma utilizar.
  • Cada arma o armadura tiene un aspecto relacionado dependiendo del arma que puedes utilizar como tuyo propio.
Armas
  • Un arma Ligera 1 Dado Rojo al atacar y te da +1 a la tirada de Iniciativa.
  • Un arma Pesada te da 2 Dados Rojos al atacar.
  • Un arma Muy Pesada te da un +1 al atacar, pero te ocupa ambas manos.
  • Un arma arrojadiza (Ligera) te da 1 Dado Rojo al atacar y alcanza tu zona y la de al lado.
  • Un arma de disparo (Ligera) te da 2 Dados Rojos al atacar y alcanza tu zona y dos zonas más allá.
  • Un escudo Ligero te da 1 Dado Azul para defender pero te ocupa una mano.
  • Un escudo Pesado te da 2 Dados Azules para defender pero te ocupa una mano.
Armaduras
  • Una armadura Ligera te da 1 Dado Azul al defender.
  • Una armadura Pesada te da 2 Dados Azules al Defender.
  • Una armadura Muy Pesada te da un +1 al Defender. 
Reliquias
  • Existen reliquias de tiempos pasados, objetos poco comunes que puede que alberguen una chispa de magia. Estos objetos tienen un aspecto que se relaciona con su extraño poder. También puede contar con más aspectos, incluso con un aspecto que sea malo (¡terribles maldiciones!)
  • Un arma reliquia puede añadir Dados Rojos, Dados Azules o bonificadores directos al combate. Los bonos quedan en mano del director de juego, pero siempre deben ser bajos.
  • Una armadura reliquia puede añadir Dados Azules o bonificadores directos a la defensa. Los bonos quedan en mano del director de juego, pero siempre deben ser bajos.
3. ¡Magia!
Gente maja
La magia en las ambientaciones de Espada y Brujería es oscura e incomprensible. Hay varias formas de acercarse a ella pero todos son caminos difíciles y extraños. Hemos dividido la magia que se puede usar en un mundo de Espada y Brujería en tres variantes. Puedes usar alguna (o ninguna) de ellas en tu campaña, si así lo deseas.  Estas magias son:

Extra: Hechicería
La hechicería es la versión más pura, y peligrosa, de la magia. Incluso aquellos perturbados que se atreven a hacer uso de ella desconocen la mayoría de reglas que deben usar. La hechicería es muy peligrosa y no debería usarse a la ligera. De hecho se recomienda encarecidamente que los personajes jugadores no tengan acceso a la misma, para que así aumente el aura de misterio (e inherente maldad) de la hechicería. La hechicería es de lejos la más poderosa de las magias y, repito, no está pensada para los PJ (ya que está algo descompensada). Si de verdad quieres usarla con los PJ, usa la versión que te presentamos más adelante (Brujería).
Requisitos: Un aspecto que refleje el extraño pacto que te ha permitido conseguir los poderes.
Coste: Un punto de Refresco o una Proeza, Rangos de Habilidad (Conocimiento)

Los hechiceros pueden usar sus extensos conocimientos en lo Arcano y lo Oculto para perturbar las leyes del mundo, generalmente en su beneficio o en el de sus asquerosos y crueles amos. Si tienes Hechicería añade estos usos a tu habilidad de Conocimiento:
  • Superar: Puedes usar Conocimiento para hacer extraños rituales con prácticamente cualquier uso que puedas imaginar. Puede ir desde convocar a un ser extraño y peligroso de otra dimensión (algo bastante común) a controlar las mentes de los poco hábiles. Lo primero de todo es decidir el ritual que vas a hacer y luego determinar su dificultad (esto es algo bastante difícil de medir, así que queda en manos del Director de Juego). Una vez esté puesta la dificultad hay que realizar el ritual. Esto costará tanto tiempo como sea necesario pero siempre se suelen necesitar cosas extrañas (como una alineación estelar o algo similar). Tras todo esto se realiza una tirada de Conocimiento. Puedes haber creado varias ventajas para el ritual (como 'Perfecta víctima para el Sacrificio' o '¡Las estrellas están en el momento justo!') y seguramente lo necesites, contando las enormes dificultades que pueden alcanzar unos rituales. Si se consigue la tirada el ritual es un éxito y se cumple, pero si fracasa las fuerzas del ritual se vuelven contra el hechicero. Si necesitas ideas para rituales, el juego de rol 'La Puerta de Ishtar' tiene una gran cantidad de los mismos. 
  • Crear una ventaja: A nivel más básico puedes usar la hechicería para crear ventajas sobre la gente. Generalmente estas tienen que ver con los sentidos de los demás, que puedes nublar a tu voluntad. Esto se puede resistir con Voluntad o con Conocimientos (si el objetivo cuenta con Hechicería). Puedes poner aspectos cómo '¡Estás bajo mi control!' o '¡No veo nada!', por poner ejemplos.
  • Atacar: Aunque la mayoría de hechiceros no se rebajan a matar directamente a sus enemigos, a veces no hay otra opción. Puedes atacar con Conocimientos igual que si usaras la habilidad Disparar. El tipo de ataque varía mucho depende del mago. Algunas tradiciones de hechiceros más sutiles atacan contra la Voluntad y causan daño al Estrés Mental. Sea como sea, estos ataques ignoran la armadura del enemigo (a no ser que sea mágica o algo por el estilo).
  • Defender: La hechicería puede usarse para defenderse de otra magia (ya sea de ventajas o de ataques) pero nada más.
  • Invocar: Esta acción especial es común a todos los hechiceros. Puedes invocar a seres extraños y de otras dimensiones para que cumplan tus fines. Una invocación cuesta todo un turno y durará solo una escena. Puedes controlar tantos aliados cómo tu Voluntad (así que si tienes Voluntad +3 puedes controlar a tres aliados). Un pequeño grupo de esbirros que actúe junto se considera un sólo aliado. Hay aliados de nivel +1, +2 o +3. Invocarlos es una tirada de Conocimientos con una dificultad igual al nivel del aliado +1. Si los invocas con éxito te servirán lealmente durante una escena (o combate) y luego desaparecerán de vuelta a su plano original. Si fallas la tirada de invocación por 1 punto quiere decir que los has invocado... ¡pero te toman por su enemigo! Los aliados son PNJ sin nombre (Pag. 214 del manual básico) y puedes crearlos cómo quieras, dentro de los límites de dichos PNJ. Un aspecto tiene que estar relacionado con su evidente origen arcano y maldito. 
Proezas especiales de hechicería
  • Maestro de lo Oculto: Recibes un +2 a todas las tiradas de Conocimiento relacionadas con las artes ocultas, los mundos oscuros y demás. 
  • Congregador: Por cada vez que compres este talento puedes invocar un aliado adicional, aunque por encima del primero que ya controles aumentas la dificultad de invocación en +1. Los aliados se siguen rebelando si fallas sólo de un punto.
  • Señor de la invocación: Eres capaz de invocar horribles seres más allá del conocimiento humano. Puedes invocar un PNJ de Soporte (pag. 218). Debes elegir un máximo rango de habilidad (+4, +5, +6, lo que sea). Ese nivel, +2, será la dificultad para invocarlo. El PNJ de Soporte contará con una columna de habilidad con una habilidad en cada rango y además contará con una Proeza y dos aspectos (un Alto Concepto y un Problema). El PNJ de Soporte no dura sólo una escena, si no hasta que muera. Mientras controles un PNJ de Soporte no puedes invocar ningún otro tipo de aliado (aunque puedes controlar a los que ya hubieras invocado)
Extra: Brujería (Opcional)
Este extra ha sido creado para aquellos Directores de Juego que quieran dejar que sus PJ usen Hechicería. Básicamente es una versión menos poderosa de ese arte, más apropiada para PJ aventureros (y no para los poderisísimos magos que usan la Hechicería, que llevan décadas -si no más- perfeccionando su arte) y más compensada. Funciona de forma bastante parecida a la Hechicería, sólo que menos poderosa.
Requisitos: Un aspecto que refleje el extraño pacto que te ha permitido conseguir los poderes.
Coste: Un punto de Refresco o una Proeza, Rangos de Habilidad (Conocimiento)

La Brujería se utiliza para lo mismo que la Hechicería, pero en una potencia menor. Así bien, usa estos parámetros:
  • Superar: Para hacer un ritual, básicamente la dificultad se cuenta por 'personas'. El ritual te permite hacer lo que X personas bien entrenadas, donde X es la dificultad. Así bien si queremos abrir una puerta sellada y se necesitarían tres enormes brutos que pudieran tirarla abajo, el ritual tendría una dificultad de +3. Estos rituales menores no requieren demasiado tiempo (no se pueden hacer en combate, eso sí) y si los fallas sufrirás tanto estrés mental cómo puntos por lo que lo hayas fallado.
  • Crear una ventaja: Igual que la hechicería. 
  • Atacar: Igual que la hechicería, aunque no ignoran armadura. 
  • Defender: Igual que la hechicería. 
Proezas de Brujería
  • Invocador: Puedes invocar aliados, de la misma manera que la hechicería.
Para ayudar a los nacientes brujos, vamos a poner algunas invocaciones de ejemplo:

Babuinos asesinos con calaveras en vez de cabeza (Medio +2)
Aspectos: Terribles seres salidos de las pesadillas
Habilidades: Medio (+2) Luchar, Normal (+1) Atletismo, Latrocinio

Bibliotecario de las Tierras Oscuras (Bueno +3)
Aspectos: Lleno de oscuros conocimientos
Habilidades: Bueno (+3) Conocimientos, Medio (+2) Engañar, Normal (+1) Investigar, Empatía

Zombies (Normal +1)
Aspectos: Asqueroso no muerto
Habilidades: Normal (+1) Luchar

Extra: Magia Espiritual
La magia espiritual es un tipo de magia más sutil y menos poderosa que la hechicería. En algunas ambientaciones de Espada y Brujería está bastante presente, por lo que vamos a poner las reglas. Básicamente la magia espiritual es un tipo de magia que viene de otras entidades ajenas al mago, entidades con gran calado religioso que pueden ayudar a su seguidor en momentos de necesidad. Animismo, magia divina, espiritismo... Todo esto cae dentro de la magia espiritual.
Requisitos: Un aspecto que refleje tu conexión con los dioses / espíritus / lo que sea que te de poder, escoger un Patrón.
Coste: Un punto de Refresco o una Proeza, Rangos de Habilidad (Voluntad)

Aquel que tenga magia espiritual, sea del tipo que sea, ya tiene una conexión más fuerte con los espíritus y seres de otros planos. Por ello mismo puede usar su habilidad de Voluntad para estas nuevas acciones:
  • Superar: Puedes usar Voluntad para contactar con espíritus e intentar comunicarte con ellos. También puedes usar Voluntad para expulsar pequeños espíritus (aquellos que sean PNJ sin nombre), aunque si fallas esta tirada sufrirás estrés mental. 
  • Crear una ventaja: Puedes usar Voluntad para apilar invocaciones libres para activar los beneficios de tu Patrón (luego volvemos sobre ello) o para reunir energía espiritual a tu favor si la zona es proclive a ello.
  • Atacar: No puedes atacar, directamente, con la magia espiritual. 
  • Defender: Puedes usar Voluntad para defenderte de otras magias, incluso cuando no pudieras (por ejemplo, un ataque de Hechicería vs Atletismo, tu puedes usar Voluntad). 
Pero así visto la magia espiritual es bastante sosa. Pero es que ahora debemos hablar de los Patrones. Un Patrón es un ente que ayuda a tu personaje con su poder. Cada Patrón está delimitado por 3 cosas: Su Esencia, su Filosofía y los dos Beneficios que le da al mago espiritual. Vamos a poner algunos ejemplos:

Patrón Protector
Esencia: Defensa y salvaguarda
Filosofía: Proteger la vida de los demás incluso en gran dificultad. 
Beneficios:
  • Una vez por escena puedes prevenir una calamidad mundana: puedes evitar que unas rocas se caigan sobre vosotros en mitad de un corrimiento rocoso, por ejemplo. No requieres tirada ni nada parecido, esto simplemente debes gastar un punto Fate y... pasa. No puedes usar esto para cambiar la acción (las rocas van a seguir cayendo) pero si la reacción (el grupo no acaba sepultado). 
  • Puedes alzar un escudo de energía Bueno (+2) para protegerte a ti y a cualquiera que te acompañe. Esto se suma a cualquier tirada de oposición activa que tengas. En cuanto alguien supere el escudo, este desaparece. Requieres una tirada de Crear Ventaja para convocar el escudo, pero puedes ir sumando más tiradas para invocar escudos más grandes. 
Patrón Guerrero
Esencia: Marcialidad y Violencia
Filosofía: Derrotar al enemigo allá donde se encuentre.
Beneficios:
  • Puedes usar el Crear Ventaja para poner aspectos relacionados con la batalla a ti o a tus aliados (¡Muerde mi acero! o ¡Los espíritus guían mi golpe!), y también para poner aspectos negativos a tus enemigos (Aterrado o similar). Si es un tipo de ataque, cómo esto último, se puede intentar resistir con Voluntad.
  • Puedes decidir, durante una escena, añadir tu valor de Voluntad a todas tus tiradas físicas (como Luchar o Físico). Después de tamaño esfuerzo ganarás una Consecuencia Leve.
Patrón Curandero
Esencia: Compasión y Misericordia
Filosofía: No dejar sufrir al herido.
Beneficios:
  • Puedes usar Voluntad para tratar consecuencias, cómo si fuera una habilidad apropiada para curarlas. Esto es un proceso lento y lógicamente no se puede usar en combate. 
  • Puedes usar Crear Ventaja para curar a tus aliados en mitad de un combate. Escoge una casilla de estrés de un aliado. La dificultad para curarla es igual a su número. Esto es un proceso arduo y si fallas esta tirada ganas tantos puntos de Estrés Mental cómo puntos por los que fallaste la tirada. 
Patrón Elemental
Esencia: Su elemento (Fuego, Rayos, lo que sea)
Filosofía: Relacionado con su elemento.
Beneficios:
  • Puedes usar Voluntad para atacar, cómo si usaras una habilidad de Disparo. Alternativamente algunos Patrones pueden otorgar el usar Voluntad para combatir cuerpo a cuerpo cómo si usaras Luchar, por lo cual también puedes usarlo para defenderte.
  • Puedes usar Voluntad para superar problemas relacionados con tu Patrón (como cruzar las llamas si tu patrón está relacionado con el fuego) y para Crear Ventaja con aspectos relacionados con tu Patrón (Espada envuelta de relámpagos es un buen ejemplo).
Ya os hacéis una idea. Lo ideal es darle un trasfondo a cada patrón, lógicamente. 'El Señor de las Espadas' suena mejor que un Patrón Guerrero, 'Los Mil Espíritus de mis Antepasados' es un buen sustituto a Patrón Protector, 'Aquella Cuya Misericordia No Acaba' queda bien por Patrona Curandera y  'La Tormenta Divina' es una gran Patrona Elemental. Por poner unos ejemplos, vaya.

Extra: Alquimia
Usamos alquimia cómo la elaboración de diferentes tipos de objetos con cualidades mágicas. Pergaminos, talismanes y las sempiternas pociones, todo esto se puede crear con la alquimia. La alquimia requiere mucho tiempo (es ideal para prepararse entre aventuras o en descansos largos) pero es la magia menos peligrosa, aunque también la más débil. 
Requisitos: Un aspecto que refleje tu tradición alquímica. 
Coste: Un punto de Refresco o una Proeza, Rangos de Habilidad (Creación)

La alquimia se usa para crear artefactos. Un artefacto puede ser muchas cosas, desde un talismán a una poción. Un alquimista puede crear una cantidad de Artefactos a la vez igual a sus rangos de Creación (por lo que un alquimista con Creación +4 puede crear 4 artefactos), pero seguramente nunca tenga tiempo para crear tantos. Si ya ha llegado a su límite no puede crear más artefactos hasta que use uno que ya tenga.

Un artefacto puede tener muchas cualidades, pero básicamente aquí las referimos todas. Estas se diferencian entre Ofensivas, Defensivas y Neutras
  • Poner un aspecto negativo (O)
  • Dañar (2 Dados Rojos o +1) (O)
  • Dar un aspecto positivo (D)
  • Proteger (2 Dados Azules o +1 que se usan una vez y se pierden) (D)
  • Otorgar una Proeza (D)
  • Curar una consecuencia Leve (D)
  • Un uso adicional (N)
Cuando creamos una artefacto podemos ir añadiendo algunas de estas utilidades para hacer artefactos muy poderosos, pero todos tienen un problema: Sólo se pueden usar una vez, después se gastan (a no ser que pongas el Uso Adicional como cualidad. Los aspectos y proezas duran hasta que se usen una sola vez o durante una escena, lo que llegue antes.

Crear un artefacto es un proceso lento que requiere un espacio preparado. Para crear una artefacto se deben seguir estos pasos:

  1. Primero de todo debemos decidir la fórmula. Esto quiere decir, la cantidad de cualidades que le queremos dar al artefacto. La dificultad para crear un artefacto viene determinado por esto. Un Artefacto tiene una dificultad de creación base de +0. La primera cualidad añade +1 a la Dificultad, la segunda cualidad añade +2 y así sucesivamente. De normal un alquimista no puede juntar Cualidades Defensivas y Ofensivas en el mismo artefacto, aunque puedes hacerlo para reducir la dificultad del artefacto en 1, con un mínimo de dificultad +1. Así puedes crear una poción que te Cure una consecuencia Leve pero te ponga el aspecto 'Amodorrado' durante un tiempo, por poner un ejemplo.
  2. Una vez determinada la fórmula podemos salir a comprar o a buscar los materiales apropiados. Esto es una tirada de Conocimiento con una dificultad igual a la de crear el artefacto. Si la conseguimos, ganaremos un aspecto gratuito para crear el artefacto.
  3. Finalmente debemos crear el objeto. Esto cuesta tantos días cómo la dificultad del objeto, al final de los cuales debemos hacer una tirada de Creación contra la Dificultad del artefacto. Si la superamos, hemos creado el artefacto con éxito. Si la fallamos, hemos perdido el tiempo. Pero si fallamos la tirada estrepitosamente (que haya más - que + y neutro en la tirada) no sólo hemos perdido el tiempo si no que el artefacto reacciona y explota / segrega gases nocivos / algo igual de horrible. Nuestro alquimista sufre un ataque contra Físico o Voluntad (depende del tipo de artefacto) con normalidad, al que hay que añadir la Dificultad del artefacto. Así pues un alquimista que falle estrepitosamente al hacer un artefacto de Dificultad +5 sufrirá un ataque de entre +1 y +9 (contando la tirada de los dados Fate). Es posible que sólo salga algo escaldado de este fallo (con algunos contadores de Estrés que enseguida se irán) pero si la reacción es brutal incluso puede ganar Consecuencias con esto.
Bien, ya sabemos cómo se crea un artefacto, pero no esta de más poner una descripción de cómo funciona. Mientras el personaje tenga el artefacto, este no da ningún beneficio. Simplemente está ahí. Ahora bien, el alquimista (o cualquiera al que le haya dado el artefacto) puede usarlo. En el momento que se usa el artefacto, este proporciona todos sus beneficios a la vez y luego se pierde, a no ser que tuviera la cualidad Uso Adicional, por lo que se puede usar otra vez. Los artefactos ofensivos se pueden usar para atacar con la habilidad Disparar o Luchar (depende de cómo lo uses). Los defensivos no necesitan tirada, se usan y ya está. Para incentivar la imaginación ponemos unos artefactos de ejemplo:

Poción de Curación 
Dificultad +3
Cualidades: Cura una consecuencia leve, Uso múltiple (Dos usos en total)

Frasco de ácido
Dificultad +1
Cualidades: Dañar (Disparo, 2 Dados Rojos)

Talismán de la Buena Suerte
Dificultad +3
Cualidades: Da el aspecto 'Demasiada buena suerte', da +1 a tu siguiente tirada para defenderte de un peligro

Lengua de Serpiente Mentirosa
Dificultad +3
Cualidades: Da la proeza 'Mentiras sobre Mentiras' (pag 104 del manual), da el aspecto 'Todo lo que digo es verdad' 

Y bueno, con esto creo que ya podemos dar por terminadas las cuatro pinceladas de Espada y Brujería. Al final me ha quedado más largo de lo que creía pero bueno, tomároslo cómo mis disculpas por tener el blog medio abandonado durante enero. Espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Ahora a ver si puedo darle uso, que en teoría es para lo que hago todas estas cosas xD

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ese es mi gran problema: mi falta de autocontrol a la hora de hacer entradas. Podría haberlo partido en varias entradas pero no, ese no es mi estilo. Me encanta que soporteis estas entradas enormes, y además si es gustan, mejor que mejor. ¡Gracias!

      Eliminar
  3. Buenas ñ_ñ , si se me permite una pequeña opinión deberia incluir una cosa que es lo peligroso que puede ser una reliquia ( objeto magico ) porque no es lo mismo usar una espada que puede daña espiritus que un cañon tecnomagico que lanza bolas de energía XD , te recomiendo que algo objetos mas poderosos tenga la deventaja por decirlo asin ...muy complejos y que deban sacar una tirada de conocimiento para el objeto sencillamente no se rompa ..otra idea seria hacer un objeto con magia salvaje y cuando se usa un objeto hay una posiblidad de que la magia se vuelva loca y haga algo malo..seria algo asin
    -Objeto muy poderosos :Tiras un D4 y si sale 4 pasa algo muy malo
    Objeto poder medio: Tiras un d6 y si sale 6 pasa algo muy malo
    Objeto poder medio bajo: tiras un d10 y si sale 10 pasa algo bastante malo y si sale 9 sencillamente el objeto pierde su magia por un tiempo corto .
    Espero que esto sirva de algo XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en primer lugar gracias por comentar.

      En las reglas ya se contempla que los objetos estén malditos o sean peligrosos (para eso se utiliza un aspecto) pero una cosa principal es tener en cuenta el género. En Espada y Brujería no suelen haber grandes objetos mágicos. De hecho por eso los llamé reliquias, ya que en realidad... ¡Ni siquiera tienen por que ser mágicos! ¿Es la espada de la Atlántida de Conan un arma mágica? Seguramente no, pero tiene 'un algo' que la hace especial. Una reliquia podría ser esa espada, un casco con el espíritu de un antiguo general que dota de grandes conocimientos de estrategia a la vez que te vuelve un poco loco o incluso una vestidura sagrada que te haga un poco más agradable a los fieles de una religión. Todo de magia muy menor, o peligrosa.

      Por otro lado el sistema de tirar dados no está mal, pero no pega demasiado para FATE... Sobre todo porque, de base, ¡FATE no usa dados de rol normales! A lo sumo usa d6's, pero normalmente se juega con unos dados especiales, más cómodos.

      Pese a todo, muchas gracias por tu comentar.

      Eliminar