viernes, 20 de septiembre de 2013

La Purga Negra o porque los grupos de rol deben ser pequeños

Esta tarde tuve la oportunidad de jugar la primera partida de rol con mi nuevo grupo. Un one-shot de Savage Worlds basado ligeramente en 'Hollow's Last Hope', modulo de iniciación de Pathfinder. Con los PJ ya hechos muy chulos y todo eso. Todo habría sido perfecto de no ser por el número de jugadores.

Nueve. Nueve jugadores. LA PUTA COMPAÑÍA DEL ANILLO. Cómo hemos llegado a esto es básicamente un problema de organización muy grave que espero subsanar en breves.

¿Resumen rápido? Un jodido infierno. No se puede dirigir para tanta gente. Y ya está.

Resumen largo: Bueno, la partida ha empezado bien. Los PJ tenían que buscar el remedio a una enfermedad que asolaba su pueblo, la Hondonada del Halcón. Tienen que ir a hablar con la herborista y luego ir a un valle a encontrar una raiz extraña (que en mi versión los leñadores usaban para mascar y reducir el cansancio), el musgo del árbol más anciano del bosque y unas setas que solo crecen en unas ruinas enanas. Una partida rápida y sencilla... Pero con tanta gente, un lio. Las partes de interpretación más o menos bien (sobre todo la gente que se implicaba, claro.... Que eran unos cuantos, ojo) pero las partes de investigación / combate / viaje han sido cuanto menos... Curiosas. 

Primero de todo, las discusiones por chorradas. Es normal que todos los grupos discutan cuando tienen que tomar una decisión, pero con nueve personas es imposible. Por cualquier chorrada un leve charla se convertían en 10 minutos de discusión ya que muchas veces los jugadores no se oían entre ellos.  

Segundo, los combates. Los combates de Savage Worlds son rápidos, pero con 9 jugadores cualquier combate se convierte en lento. Eran sencillos pero lentos. A mi me han gustado pero han sido bastante lío, sobre todo por el número de jugadores, claro. 

No tengo mucho que contar porque, pensándolo, no ha pasado demasiado. Aunque me lo he pasado muy bien ha sido un lio de la leche con tanta gente hablando y casi habríamos podido pasar de los dados y las reglas y montarnos ahí la película, habría sido casi más gracioso. Aunque ojo, no digo que me lo haya pasado mal. Algunos jugadores realmente se han implicado (incluso dos se han aprendido más o menos el sistema) pero otros han pasado o no se entraban de que iba el rollo por la acumulación de gente. Pero todo esto me ha dado una valiosa experiencia.

Pienso partir el grupo en dos. Otro chico del grupo se ha ofrecido voluntariamente para ser máster así que problema soluccionado. Este chico es el compañero William Tender de IGARol, que al mudarse a Valencia le busqué un sitio, y bien que hice ya que es un sol de persona y un enorme jugador. 

Bueno, esto es todo por hoy. Lo siento por el resumen tan extraño pero es que... Realmente no ha pasado casi nada. A ver si la cosa sigue mejor con el paso del tiempo. Espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!

6 comentarios:

  1. Yo te dije lo de la Compañía del Anillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es, y muy mal por mi parte el no ponerlo.

      Eliminar
  2. a mi me toco dirigir una partida (y para peor, que tuve que improvisar en el momento) de 13 o 14 jugadores. Y comparto tu opinion, un infierno.

    Aunque por suerte era una partida de Paranoia, asi que no tuve problemas en dividirlos en dos grupos y que pelearan entre ellos, para simplificarme la vida xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿14? Joder, tío, que huev*s. Sólo puedo decirte esto:
      http://25.media.tumblr.com/tumblr_m0nmeszmws1qibz0jo1_r1_1280.png

      Yo no tuve la suerte de poder hacer eso, pero me sentí tentado varias veces a hacer lo que me recomendó un amigo y meterlos a todos en un pozo de gladiadores a matarse entre ellos.

      Eliminar
  3. Qué tanta historia con Savage Worlds? Hay que jugar más a DCC!!

    ResponderEliminar