viernes, 17 de octubre de 2014

De clases, islas y cosas que se arrastran

Sigo dándole vueltas a la entrada que puse hace unos días sobre el inicio del sandbox isleño. En este caso mucho más centrado en un juego en concreto: D&D Next. ¿Next? ¿5ª? ¿Cual es el nombre oficial? Bah, ya los iré alternando, creo que no es lo importante.

A ver, D&D es un juego que de base tiene un porrón de razas y clases. Y en la versión Next hay AÚN más razas y clases, añadiendo además los diversos tipos de subrazas. Pero el inicio del sandbox isleño plantea que los supervivientes sean más o menos pocos y débiles. Si todos los que llegan a la isla son magos, dracónidos y diversos tipos de ninja... Pues que se preparen todos los monstruos que viven en la espesura. Por eso mi solucción es la de ser un master cabrón y no ofrecer tantas razas ni clases. Así, directamente. Encontrarse en el pequeño grupo de residentes tanta variedad cómo cuando te das un paseo por Puerta de Baldur o Noyvern pues cómo que queda raro y es bastante mata-ambiente. Pero no por ello he dicho que todos los PJ tengan que ser guerreros humanos, ni mucho menos. Vamos con ello.

1. Las Razas

D&D Next tiene una variedad de razas bastante grande para un juego básico. Un buen montón de razas, la mayoría con sus subrazas, van pululando por ahí. Por lo que dije arriba podéis suponer la idea es rebajar considerablemente el número de razas que se encuentran entre los pobladores. Recomiendo seguir este método:
  • Paso 1 - Elegir una raza principal: Todos los antepasados de los pobladores huían de la horrible enfermedad del continente que no les permite volver allí. ¿Cual era la raza predominante del continente? Así podemos suponer que la gran mayoría de los habitantes colonizadores de la isla sean de esa raza. Todos los PJ del grupo pueden ser de esa raza, no existe ningún tipo de problema con ello. Lo más normal -y, sinceramente, lo que yo haría- es decretar que eran los humanos, ya que lo bonito que tiene este tipo de sandbox es que los PJ sean miembros más o menos jóvenes del pueblo que se dedican a aventurear por ahí... Y si todos los PJ son elfos, enanos u otra raza longeva que puede recordar perfectamente cómo era el continente y demás... Pierde su gracia. 
  • Paso 2 - Elegir restos de antiguas razas: Supongamos que el grupo que llegó a la isla es mas o menos pequeño (unas 100-200 personas). La gran mayoría serán de la raza principal arriba elegida, pero esto sigue siendo D&D y al igual quieres dejar cierto espacio a la variedad, sobre todo si los jugadores no quieren jugar con la raza principal. En este caso yo elegiría hasta dos razas (y sólo una subraza por raza) y decretar que una pequeña porción de los de su raza consiguió unirse al grupo que se lanzó al mar. Es posible que sean dos o tres familias (¡o incluso menos!) y que lo vayan a tener muy chungo en el futuro... Pero así permitimos que si alguien quiere jugar mucho con un PJ de cierta raza pueda hacerlo. No más de 1/4 del grupo debería jugar con estos PJ raros.
  • (Opcional) Paso 3 - Elegir a los pobladores nativos: Bien, ya hemos hablado de los supervivientes. Pero al igual los PJ no forman todos parte de este grupo. Si quieres darle un toque exótico y extraño puedes hacer que alguna raza no demasiado común pero que pueda casar en el grupo (orcos, minotauros, hombres gato, dracónidos...) vivan en la isla en un modo semisalvaje. Un PJ podría formar parte de estas 'razas nativas' y vivir con los colonizadores por cualquier razón. Algo así como Viernes de Robinson Crusoe, pero a una escala un poco mayor. Para mantener el exotismo, sólo un jugador podría jugar con un PJ de esta raza 'invitada'.
Aún así yo no recomendaría hacer todo este trabajo antes de que los jugadores empezaran la partida, si no que lo usaría cómo preparación de la misma. Así si descubres que un jugador quiere llevar un mediano, puedes hacer que los medianos sean 'los restos de las antiguas razas' que consiguieron ponerse a salvo entre un gran grupo de humanos. O yo que se... Pero la idea ahí está.

2. Las Clases

Ahora nos vamos a meter en lo realmente espinoso: las clases. D&D siempre ha tenido clases un tanto curiosas y difíciles de explicar así a las bravas (vease el Explorador o el Monje-artista-marcial). Sinceramente, algunas son tan raras que su presencia en la isla sería un poco disparatada. Por ello ahora vamos a hacer una lista de todas las clases, de cómo podrían aparecer en la isla y todo eso. Realmente todas se podrían resumir como 'uno de los antiguos pobladores era de esa clase y se ha ido pasando' pero eso me gustaría reservarlo sólo para los casos más excepcionales, ya que si no parece que el grupo de huidos mas que refugiados eran una party de aventureros...
  • Bárbaro: Esta clase pega bastante si los habitantes de la isla han 'degenerado' un poco. Los tipos más brutos y más retraidos de la colonia, estos que suelen vivir en las afueras, podrían ser bárbaros. La senda del Berserker debería ser más común que la del Guerrero Totem, pero se pueden buscar explicaciones muy curiosas para esta última. Los bárbaros no necesitan mucha justificación: No es que llegaran a la isla, es que en ella, alejada de la civilización, han empezado a nacer. Por otro lado, si la isla cuenta con nativos salvajes pega una burrada que cuenten con todo tipo de bárbaros en sus filas.
  • Bardo (Rara): Los bardos necesitan una fuerte justificación, ya que ningún PJ puede 'nacer' siendo Bardo. Esto quiere decir que entre los antepasados que huyeron a la isla hubiera algún barco o 'músico con ciertas dotes especiales' que haya transmitido su arte. Aunque también puedes tirar por lo extraño y decir que son los propios colonizadores los que han inventado a los bardos: quizás un mago o clérigo de los que huyó a la isla sintiera un gran apego por la música y consiguiera juntar ambos artes en uno sólo. Podría ser curioso jugar una aventura con el primer bardo de la historia.
  • Clérigo: La gente necesita dioses, y no sería demasiado extraño que uno de los que huyera a la isla fuera un sacerdote o clérigo de algún tipo. Este incluso podría haber sido el líder de ese duro éxodo, aunque también podría haber sido un tipo retraído que al llegar a la isla empezara a construir un solitario monasterio. Otra forma de explicar a los clérigos es que algunos de los tipos que han sobrevivido en la isla hayan alcanzado, misteriosamente, cierta 'conexión con los dioses' y por ello tengan parte de sus divinos poderes. Recomiendo que sólo haya clérigos de una deidad (o de un panteón) y que todo quede un poco más limitado, para dar más sensación de cohesión en el pueblo.
  • Druida (Rara): Cualquier a diría que un druida amante de la naturaleza se sentiría cómo en casa en una isla deshabitada, pero el problema clave es ¿cómo leches ha llegado el druida hasta allí? No me veo a un druida huyendo junto a un grupo de civiles (ya que son un poco más... Espíritus libres) así que habría quedar una sólida explicación. Se me ocurren dos curiosas: la primera es que los nativos de la isla tengan druidas (en vez o a la vez que clérigos) y hayan enseñado ese camino a los colonizadores. La segunda es que cuando los colonizadores arribaran a la isla se encontraran que no estaba vacía, si no que un pequeño grupo de druidas vivía en ella. Si quieres que estos tengan importancia podrían haberse unido a la comunidad, aunque otra manera podrían ser extrañas figuras que viven alejadas del mundo, siguiendo designios que los colonizadores no suelen entender.
  • Guerrero: Creo que esta clase es la que menos justificación necesita. En una isla virgen y presumiblemente hostil va a haber guerreros fijo. No se necesita una mayor explicación...
  • Monje (Rara): Vale, estos monjes kung fu ya son raros de por si en una partida normal, en este tipo de sandbox deberían ser la excepción más excepcional. Aparte de que un antiguo monje huyera con los primeros colonizadores, no se me ocurre otra manera de meterlos. 
  • Paladín (Rara): Los paladines podrían seguir un camino parecido al de los clérigos, pero suelen ser bastante más escasos que estos por lo que su número debería ser menor. Un clérigo especialmente devoto al Dios de la Guerra fundara la orden de paladines de la que es el PJ, aunque también es posible que, cómo en el caso del bardo, el PJ sea el primero (o de los primeros) paladines, aunque en este caso de la isla, no del mundo.
  • Explorador: Es bastante lógico pensar que en una isla de estas características los exploradores sean bastante comunes, pero realmente el explorador de D&D es algo más que un rastreador por lo que también habría que darle un refuerzo sólido. Los nativos de la isla pueden volver a servirnos de excusa, aunque también nos podría valer la de un clérigo de una deidad natural que encuentra 'otro camino'. Debería explicarse, y bastante bien.
  • Picaro: Otra que, cómo el guerrero, necesita poca explicación. Aún así que haya un 'ladrón profesional' en una comunidad tan pequeña debería ser bastante raro, pero bien el picaro podría estar pensado cómo un batidor o un tipo de cazador diferente... O yo que sé.
  • Hechicero (Rara): Pese a estar catalogada de Rara, los hechiceros pueden meterse con bastante solidez sin repercutir en el ambiente de la campaña. Al fin y al cabo los hechiceros llevan la magia en la sangre, así que un antepasado de uno de los PJ (y ni siquiera tiene por que ser cercano) podría haber sido un hechicero, heredando el PJ sus extraños poderes. Aún así si todos los PJ fueran hechiceros sería un tanto extraño... Por lo que dejamos la etiqueta de Rara.
  • Brujo (Rara): Los brujos son una de las clases más nuevas de D&D y no se que pensar de ellos. Me gusta el concepto de un tipo que ha aprendido magia haciendo un pacto con una entidad sobrenatural (o más bien 'haciendo trampas' cómo decía Copernico Malapata de los comics del Valle del Nentir) pero creo que en un pueblo pequeño se le vería con muy malos ojos. A no ser que ocultara su don en secreto... Pocas cosas buenas le auguro. La entidad con la que hiciera el pacto podría ser un ente atrapado en la Isla o quien sabe el que... Pero no es una clase que me pegue mucho con este tipo de partida y yo al igual la obviaba y todo.
  • Mago (Rara): Esta es la única clase 'icónica' que tiene la etiqueta de Rara pero tiene su razón de ser. Según los computos de D&D los magos son tipos que necesitan mucho tiempo para aprender su arte. Y contando con que el mago que llegara con los supervivientes (la única manera de justificar la existencia de una clase tan erudita en un lugar tan salvaje) fundara su pequeño colegio, en la 'breve estancia' (menos a 100 años) que llevara fundado pocos colonizadores habrían podido acceder a las clases y muchos menos llegar a alcanzar los conocimientos dignos para ser llamado mago.
Una vez expuestas todas las clases, un consejito: Recomiendo sinceramente hacer que la lista sea pequeña: Como mucho la mitad del grupo debería contar con clases catalogadas cómo de 'Raras' ya que de hacer lo contrario la colonia casi parecería un circo. 

3. Los Trasfondos

D&D 5ª añade un nuevo y curioso concepto (para lo que es D&D, vaya...), el de los trasfondos. Los PJ aparte de su raza y su clase tienen un trasfondo. Soldado, acólito, ermitaño, héroe del pueblo... Cositas así. Los trasfondos en la isla no desaparecen, pero tienen que matizarse un poco. Vamos allá.

  • Acólito: No sería raro que haya acólitos (es decir, sacerdotes) en la isla. Si hay clérigos hay muchas razones para que haya acólitos, aunque tendría su gracia un lugar donde no hubiera clérigos y sólo acólitos... Incluso un PJ podría ser el primer clérigo de la isla, lo cual tendría su gracia.
  • Charlatán: Que decir, por pequeña que se la sociedad, siempre habrá algún mentiroso profesional... La cosa es la credibilidad que el resto de habitantes tenga puesto en ellos.
  • Criminal: Vale, esto es un poco más difícil... ¿Que criminales habrían en una isla tan pequeña? Habría que buscarle un buen sitio.
  • Artista: No necesita ninguna explicación más, la verdad.
  • Héroe del pueblo: Tampoco habría mayor necesidad de explicación: cualquier habitante del pueblo podría tener este trasfondo.
  • Artesano del gremio: Seguramente uno de los trasfondos que más cambian. Más que miembro de un gremio, el PJ sería uno de los pocos artesanos del pueblo... Y eso es mucho decir.
  • Ermitaño: Un trasfondo que, debido a la situación de la isla, es bastante fácil de implementar. Un habitante extraño que vive retraído o cualquier otra cosa extraña, no sería demasiado extraño.
  • Noble: Este trasfondo es un tanto extraño para la isla. No sería raro que los grupos de colonizadores fueran llevados por un noble, pero ¿se sostendría su mandato tras un tiempo? Al igual este trasfondo serviría para el jefe de la aldea y sus familiares, también quedaría bien.
  • Extranjero: Igual que ermitaño, el trasfondo del extranjero se podría explicar con los tipos de alrededor del asentamiento, leñadores, cazadores o así. También sería un trasfondo genial para los nativos, claros.
  • Sabio: Otro trasfondo extraño, pero que podría quedar bien si hubiera unos pocos. Un grupo de sabios podrían pulular por el asentamiento, quizás herederos de antiguos pobladores con la misma vocación o nuevos sabios que estén dedicados a desentrañar los secretos de la isla.
  • Marinero: Tendría sentido que algunos PJ fueran gente dedicada al mar, sobre todo contando que es una isla. Lo más normal es que fueran pescadores o gente así, aunque también puede ser curioso que haya un grupo de isleños que se dediquen a vagar en barco por ahí, buscando otras civilizaciones o señales de vida del continente.
  • Soldado: Este es uno de los más fáciles de justificar. Es lógico pensar que en el asentamiento haya una milicia, ¿no? Pues ya está.
  • Pillo: Este trasfondo es el de un niño criado en la calle, huérfano y sin guía. En una isla dura y hostil en la que los pobladores son gente que ha huido de un cataclismo... Tristemente no es que sean la norma, pero tampoco sería algo raro.
Y ya está. Me ha costado más de lo que creía, pero creo que puede ayudar a aquellos que quieran hacer un sandbox isleño con D&D Next y algunas cosas no le chirríen. Espero que os haya servido.

¡Ah! ¿Que a que se refiere el cosas que se arrastran? Pues no se, creo que porque sonaba bien. 

¡Nos leemos!

lunes, 13 de octubre de 2014

No, no he borrado el blog

Menudo sustaco me he llevado esta mañana al conectarme a la red. De repente veo dos mensajes (uno por el Google+ y otro por La Armada) que me preguntaban si había cerrado el blog. Rápidamente me he ido a comprobarlo y, en efecto, mi blog ha estado 'borrado' durante unas horas. Al principio casi me da un colapso, porque creía que todo el trabajo volcado en Con D de Dados se había ido al garete. Pero bueno, al ver que estáis leyendo esta entrada podréis comprobar que no ha sido para tanto, sólo un pequeño susto.

Al parecer alguien (o algo) ha intentado hackear mi cuenta de Google, la que tengo asociada a youtube, g+ y, cómo no, blogger. Pero gracias a Dios la empresa detecto 'actividad sospechosa' y dio de baja todos mis servicios hasta que yo me personara para hacer las cosas que hasta hace poco yo creía que eran tonterías del código de seguridad y demás. Tras cambiar la contraseña y algunas cosas más ya está todo arreglado y operativo. Así que para los que hubierais visto ese fatídico mensaje de 'El blog ha sido borrado', todo ha vuelto a la normalidad. 

¡Nos leemos!

domingo, 12 de octubre de 2014

Nuevos comienzos como manera de empezar un sandbox

Llevo unos días sin pasar por aquí pero es que la creatividad está un poco esquiva ultimamente. Pero bueno, eso terminó gracias a una entrada que mi compañero Criamon (también conocidos en otros lugares como Miguel Venegas) puso hace apenas unas horas en el foro de La Armada. Podéis ver el post aquí

De ese post saco dos cosas: Que tengo unas ganas de jugar al D&D Next/5ª que no caben en mí (¡A ver si es verdad!) y que es una idea bastante buena para empezar un sandbox. Veréis, a mí, que soy un poco básico, me cuesta sacar ideas guays para los sandbox. Acabo haciendo siempre lo mismo (otro Valle del Nentir) y por eso la idea que utilizó el master de la partida me pareció muy buena. Para los que no quieran leer el post de arriba haré un pequeño resumen de lo que quiero saquear: Los PJ son miembros de una comunidad colonizadora de una pequeña isla a la que llegaron sus antepasados directos (abuelos y demás) huyendo de una misteriosa plaga que estaba arrasando el continente del que provenían. Ya no hay vuelta atrás, sólo se puede seguir hacia delante y ver que secretos depara esta isla. Toma ya, es cómo un sobre de Sandbox instantaneo. No te tienes que preocupar por crear los reinos de alrededor, ni el continente, ni nada. Solo la isla (y las de alrededor, si te ves con fuerza) y arreando. Es genial, sencillamente genial.

Pero esto quedaría un poco soso solo presentando esa forma de iniciar campañas, así que voy a darle cierto saborcillo al asunto. No, no voy a hacer mi propio sandbox en base a esto... Si no que va por otros derroteros. ¿Cuales? ¡Pues las tablas aleatorias, claro! Esta va por ti, Kha.
Plot twist: La isla está viva
Las tablas son bastante autoexplicativas y no te van a crear una ambientación, pero te pueden dar una ayuda para saber cómo situar todo alrededor de la isla. Vamos con ellas.

1. El continente de vuestros antepasados fue arrasado por una enorme plaga. Los vuestros huyeron en barco hasta alcanzar una isla que en un principio pareció deshabitada. ¿Hace cuanto que pasó esto? Tira 1d4
  1. ¡Nosotros somos los supervivientes! ¡No podemos volver atrás!
  2. Yo era apenas un niño cuando huí del continente. No recuerdo nada de allí, pero sí el hacer este pueblo con mis propias manos.
  3. Mis padres aún me cuentan historias de cómo tuvieron que huir de tan horrible enfermedad, pero yo nací aquí. He visto el pueblo crecer desde sus humildes inicios.
  4. Aunque padre cuente historias del continente, nunca estuvo allí. Fue mi abuela la que llegó aquí.
2. ¿Cómo es esta isla que consideráis vuestro hogar? Tira 1d6
  1. Una gran isla, de enormes proporciones.
  2. No parece muy grande, pero se ven algunas islas cerca. Podríamos llegar en barco.
  3. Es un archipielago de pequeñas islas muy cercanas entre sí, podemos llegar nadando entre ellas.
  4. Desde la isla, no demasiado grande, se ve una enorme masa de tierra. ¿Es posible que sea el continente? ¿U otra isla enorme?
  5. La isla está rodeada de enormes acantilados. Para explorarla no sólo hay que adentrarse si no que hay que escalar.
  6. Tira dos y mezcla los resultados. ¿Un montón de pequeñas islitas junto a una enorme isla? ¿Un acantilado protege a la isla del continente? Y esas cosas...

2. ¿Y el clima y la vegetación? Tira 1d6
  1. Gélido. Hace mucho frío, pero crecen grandes arboles allá donde pueden echar raíces. Los inviernos son duros. Si se tuviera que definir con un color, sería el blanco.
  2. Frío. Llueve mucho y los bosques son la norma, pero también hay grandes superficies de verde cesped. El color mas predominante es un verde oscuro, bello, el de las hojas de los árboles.
  3. Templado. Se vive bastante bien, hay bosquecillos y el sol pega con mucha fuerza en verano, pero en invierno raramente nieva. El marrón y el verde apagado son la norma.
  4. Bastante cálido. Las junglas lo llenan todo, hace calor prácticamente todo el año. Las lluvias suelen ser muy fuertes. El verde intenso es el color más común.
  5. El calor es terrible. Apenas si crece vegetación, lo normal es ver grandes extensiones de tierra dura y seca. Tenemos que hacer grandes esfuerzos por sobrevivir en esta tierra marrón. 
  6. Repite hasta que no saques un 6. 
3. ¿Cómo de explorada está la isla? ¿Cuanto sabéis de ella? Tira 1d3 y suma el resultado que hubieras sacado en la pregunta 1.
  • 2: Acabamos de llegar. No sabemos nada de la isla, tenemos que preocuparnos en construir nuestro nuevo hogar. 
  • 3: Conocemos las tierras de alrededor del asentamiento, pero poco más. 
  • 4: Llevamos un tiempo explorando, pero no muy concienzudamente. Conocemos algunos detalles generales de la isla, pero nadie se aleja demasiado de casa.
  • 5: Conocemos bastante de esta isla, pero aun quedan muchos sitios sin explorar.
  • 6+: Tenemos un conocimiento bastante exhaustivo de buena parte de la isla, pero los sitios más lejanos y recónditos se nos siguen escapando. 
4. ¿La isla está poblada? Tira 1d4
  1. Parece que no... No nos hemos encontrado con ningún rastro de vida inteligente por aquí. 
  2. Hay rastros de antigua población aquí, pero no muchos. Quienfuera que viviera aquí se fue hace mucho o nunca tuvo mucha presencia en la zona.
  3. Hay tribus de seres acechando en lugares lejanos de la isla. Pueden, o no, ser hostiles... 
  4. La civilización llegó a esta isla, pero o la ha abandonado o apenas es un lugar sin importancia. Por ahora no nos hemos encontrado con nadie... Pero y si lo encontramos, ¿que querrán?
Y ya está. Unas vagas generalidades para encabezar la creación del Sandbox. Nada del otro mundo pero, ey, a mi de no haberlo leido no se me habría ocurrido. Bueno, esto es todo por hoy, espero que os haya gustado. Otro día más.

¡Nos leemos!

viernes, 3 de octubre de 2014

Magia Elemental para Fate Core

Esta entrada la escribí hace meses, bastantes meses. Antes de verano seguro. Pero la dejé en recámara por no-se-qué razón. Comentando algunas cosas el otro día con Francisco Solier (alias Bayushi Yachi) dije que yo era dado a 'sistematizar' muchas cosas que en Fate suelen dejar abstractas y así me acordé de que tenía que tener esto escrito por algún lado. Y mira tu por donde, aquí está. Es una entrada un tanto larga y coñazo, pero espero que os guste. Para este artículo uso las reglas de dados rojos y azules del Fate Toolkit. Aquí las tenéis. Y por cierto, aquí tenéis el artículo en PDF, también está en la sección de Descargas. Para aquellos a los que cansa leer en el blog (algo que entiendo perfectamente). 

sábado, 27 de septiembre de 2014

Forjados para la guerra para D&D 5ª

Siempre he pensado que Eberron es un setting genial pero que se ve encorsetado con el sistema de D&D. Con NSd20 y con Savage Worlds quedaría mucho, mucho mejor. Pero eso no quita que la raza de los 'forjados para la guerra' (o simplemente forjados) me encante. Son... Robots. Robots mágicos con consciencia y libre albedrío. Y además en Eberron tienen un pasado chungo, puesto que fueron armas vivientes en la Última Guerra y ahora tienen que adaptarse a la nueva vida de relativa paz. Épicos por cada uno de los costados. Así que adaptemoslos a D&D 5ª, ahora que estamos con el jaip por las nubes. La creación no es mía del todo, es una adaptación de este post y sólo he cambiado algunas cosas que me parecían un tanto burras o rendundantes. 


Rasgos Raciales de los Forjados para la guerra
Tu personaje forjado fue creado cómo una máquina de guerra, un soldado incansable y duro, perfecto para todo tipo de operaciones. Pero también fue dotado de consciencia, por lo que ahora es capaz de elegir su propio destino.
  • Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Constitución aumenta en 2.
  • Edad: Los forjados son máquinas por lo que no sufren el paso del tiempo igual que los seres vivos. No tienen edad de madurez y en teoría pueden vivir indefinidamente, siempre y cuando sus mecanismos sean puestos al día y reparados.
  • Alineamiento: Los forjados suelen ser neutrales en todos sus aspectos. Fueron creados para luchar, no para pensar si aquello por lo que luchaban estaba bien o mal. Aunque pueden desarrollar sus propias ideas, muchos prefieren no pensar demasiado.
  • Tamaño: Suelen ser más grandes y musculosos que un humano, pero ahí acaba toda generalidad. Los forjados son hechos a medida y su tamaño puede variar mucho, pero siempre son de tamaño Medio.
  • Velocidad: La velocidad base por tierra de los forjados es de 30 pies. 
  • Constructo viviente: Los forjados son constructos vivientes, un hibrido a medio camino entre la máquina y el ser vivo. Por ello mismo se les considera constructos, aunque siguen pudiendo ser curados con hechizos que sólo afectan a seres vivos. Pueden anclar objetos a su cuerpo.* No beben ni comen, y tampoco duermen (aunque si quieren pueden hacer un descanso de 4 horas al día, que les proporciona los mismos beneficios que si un humano durmiera 8. Un forjado que haga estos descansos gana los beneficios de un descanso largo, pero no los necesita para vivir). 
  • Resistencia artificial: Los forjados son altamente resistentes. Eso se traduce, entre otras cosas, en que su complexión les permite encajar los golpes mucho mejor que a los seres de 'carne débil'. En cuanto lleguen a 0 PG los forjados hacen tiradas de Salvación contra Muerte de forma normal, pero ignoran los fallos y las pifias. Eso quiere decir que los forjados se auto-estabilizarán tarde o temprano, pero pueden seguir 'fallando' tiradas de Salvación contra Muerte si sufren daño estando en ese proceso.
  • Revestimiento metálico: Los forjados tienen un revestimiento metálico grande y voluminoso que les protege de los daños. Hay muchos tipos de forjados así que puedes elegir que tipo de revestimiento del mismo (funciona cómo las subrazas, luego se verán). Sea cual sea el tipo de revestimiento, cada cinco niveles aumenta en +1 la CA representando ciertos apaños y técnicas que el forjado aprende con la experiencia. El problema es que el recubrimiento impide que los forjados lleven otras armaduras encima de la suya propia. No pueden llevar armaduras ni túnicas mágicas, pero el recubrimiento del forjado puede ser encantado cómo se haría con otro objeto cualquiera. Por último, el revestimiento metálico hace que el forjado cuenta cómo si siempre llevara una armadura metálica puesta a efecto de conjuros y demás.
Volviendo al tema de los revestimientos, nos encontramos con tres tipos de revestimientos:

Revestimiento ligero
  • Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Destreza aumenta en 2.
  • Revestimiento ligero: La CA base del Forjado es 12 y puede sumar cualquier bonificador de Destreza que tenga.
Revestimiento medio
  • Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Fuerza aumenta en 1.
  • Revestimiento medio: La CA base del Forjado es 14 y puede sumar hasta dos puntos de su bonificador de Destreza.
Revestimiento pesado
  • Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Fuerza aumenta en 2. 
  • Velocidad: Tu velocidad base baja a 25 pies. 
  • Revestimiento medio: La CA base del Forjado es 17 y no puede sumar nada de su bonificador de Destreza. Además, tiene desventaja en los chequeos de sigilo. 
*Anclando objetos: Un forjado puede ser modificado para anclar objetos a sus brazos. Usa estas reglas:

Anclar un arma o escudo: El forjado puede decidir anclar un arma a su mano para no perderla (además de para dar un poco más de miedo). Se puede anclar un arma de una sola mano o escudo a uno de sus brazos. Este proceso lleva unos 5 minutos y hace que el forjado pierda el uso del brazo. Por la parte buena, el forjado no puede ser desarmado de un arma anclada de ninguna manera excepto quitandosela, que es un proceso de otros 5 minutos.

Y hasta aquí los forjados. Espero que os guste.

¡Nos leemos!

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Los gélidos yermos de Arx

Anclado en algún lugar desconocido del Plano Material, haciendo frontera con el Páramo Sombrío, se encuentra el mundus conocido cómo Arx. Una enorme llanura gélida plagada de las ruinas de un pasado ya olvidado, sólo las razas más duras sobreviven en el submundo de este plano.

Arx tiene los siguientes rasgos:
  • Gravedad normal: Arx parece bastante similar al mundo 'normal'. 
  • Tiempo normal: El tiempo transcurre con normalidad... Aunque desde la desaparición del Sol es difícil distinguir el día de la noche. 
  • Rasgos mórficos: Arx es un mundus de un enorme tamaño. La mayoría es un yermo gélido pero en cierta parte del mundus se encuentran las Cordilleras de Thamurkan. Este es el único lugar habitado del mundus.
  • Rasgos de alineamiento: Arx es un plano neutral, no tiene especial inclinación hacía ningún alineamiento.
Antaño un vergel exuberante, Arx sufrió un enorme cataclismo que lo transformó en lo que ahora es. Muchas razas se han extinguido y unas pocas sobreviven en este lugar maldito, donde sólo las cavernas y túneles albergan la poca vida que queda en el mundus. Ahora sólo unos pocos luchan para ver un día más... Y las cosas se han puesto peor desde que se ha abierto un nexo* a las Cavernas Penumbrosas.

Pero empecemos por el principio. Hace siglos las tierras de Arx eran famosas por sus enormes junglas y bosques. En medio de esas junglas se encontraba la enorme ciudad de Fatlan. Fatlan era una urbe enorme donde la magia alcanzó unos puntos sin precedentes, mezclandose con la tecnología de tal manera que los magos de Fatlan pudieran hacer maravillas impresionantes. Entre las magnas creaciones de los magos fatlanitas se encontraban naves voladoras, sistemas de calefacción y demás. Pero sin duda la mejor de ella fueron los Forjados, unos seres vivos artificiales... Golems inteligentes preparados para trabajar en las peores situaciones. Durante mucho tiempo Fatlan fue prácticamente un paraíso en la tierra, la población creció de forma exponencial y extraño era el lugar del mundo que no estuviera habitado o cartografiado... Pero esto no estaba destinado a durar.

Las historias varían aquí y nadie sabe la realidad, pero llegó el momento en que el mundus comenzó a moverse... Poco a poco se fue desligando de su lugar, cercano al Plano de Energía Positiva, hacía el lugar totalmente contrario, acercándose al Plano de Energía Negativa. Algunos dicen que esto fue un suceso 'natural' (todo lo natural que puede ser el multiverso) y los Dinastas intentaron remediarlo. Otros que esto sucedió por culpa de los Dinastas, que buscaban un poder muy superior a ellos. Sea cómo fuera en Fatlan se comenzó a crear una enorme máquina, el Faro de las Edades. Su objetivo no era claro, pero todos saben lo que pasó. El Faro durante un tiempo funcionó, haciendo lo que tuviera que hacer, pero finalmente algo terrible pasó y el Faro se colapsó. La explosión mágica que siguió a este error destrozó Fatlan y arrasó la práctica totalidad de Arx, matando cuanto tocaba. En apenas unas horas Arx cambió para siempre. Los pocos supervivientes contemplaron, con horror, que no sólo lo terrenal había desaparecido. La estrella que funcionaba de sol había desaparecido.


Los pocos supervivientes a este accidente fueron los que no estaban en la superficie durante la explosión. Los enanos de las Cordilleras del Thamurkan, alejados de Fatlan en sus cavernas subterráneas, vieron con horror como 'el mundo superior' desaparecía en una explosión. Rápidamente cerraron sus puertas para no abrirlas en años, temiendo que ese apocalipsis podía destruirlos también a ellos. Haciendo un enorme esfuerzo se dedicaron a ampliar sus cavernas, preparándose para un futuro en el que no existía el exterior. Los pocos humanos que habitaban junto con los enanos no tardaron en morir (al menos para los estándares de los enanos) y prácticamente no había ningún miembro de otra raza en el lugar. Con el paso del tiempo, una vez se asimiló la nueva situación, se intentó buscar supervivientes. Salir al exterior era imposible por lo que se intentó buscar entre las razas 'subterráneas'. Los únicos cercanos eran los habitantes del Pico del Buscador, gnomos de las montañas que vivían en una montaña totalmente horadada. Con pocas esperanzas se hizo una expedición para, mediante viejos caminos y abriendo nuevos túneles, alcanzar la ancestral tierra de los gnomos. Fue un gran alivio para los expedicionarios ver que bastantes gnomos seguían viviendo en el pico horadado. Pero junto a ellos, para sorpresa de todos, se encontraba un nutrido grupo de Forjados que habían huido de Fatlan y ahora sobrevivían junto a los pequeños humanoides en una simbiosis bastante acertada. En el mar de oscuridad que era Arx se había encontrado una pequeña llama de esperanza.

Durante los siguientes decenios la vida en los subterráneos de Arx continuó más o menos. Por medio del resto de superivientes los enanos descubrieron que se podía salir al exterior, pero sólo para breves expediciones. Así, con mucho esfuerzo (y ayuda de los Forjados, que aguantan mucho mejor la  dura situación del yermo gélido) se pudieron ampliar las salas y crear mejores lugares de hábitat, así cómo descubrir ruinas del pasado o salas mucho tiempo olvidadas. Con ayuda de la tecnología de los gnomos se pudieron avanzar mucho las exploraciones subterráneas, hasta que se encontró lo que se bautizaría cómo 'la Gran Caida'. Este enorme abismo parecía una sima sin fin pero en una exploración se encontró el final. En un primer momento se creyó que se habían descubierto unas nuevas cavernas, pero pronto se descubrió que era mucho más. Se había hallado un nexo hacia las Cavernas Penumbrosas.

Las primeras expediciones que fueron a las Cavernas Penumbrosas apenas si exploraron unos metros alrededor de la Gran Caida, y volvían hablando de cosas maravillosas. Pero en cuanto se hicieron exploraciones más grandes, nunca volvieron. Pronto se descubrió que no eran unas enormes cavernas sin más, si no que allí abajo había algo. Algo vivo y peligroso, y que los exploradores de Arx habían despertado. Pronto los arxitas se encontraron con peligrosos enemigos que atacaban sin parlamento posible. Algunos eran monstruos solitarios, otros parecían seres civilizados, pero todos buscaban la destrucción de los arxitas. Pronto los pueblos de Arx se vieron obligados a combatir a enemigos que no sólo defendían su hogar, si no que intentaban incursiones remontando la Gran Caída. Aunque en las propias profundidades de Arx existían enemigos, ninguno había sido tan peligroso cómo lo que ahora se encontraban. Los enanos  no tardaron en construir una enorme puerta que sellaba el nexo con las Cavernas Penumbrosas y que se ve constantemente asediada.

Así están hoy las cosas en Arx. La guerra contra los seres de las Cavernas Penumbrosas va cada vez a más, pero no es la principal preocupación de los dirigentes de los pueblos supervivientes. Expediciones al exterior helado se hacen de vez en cuando, buscando maravillas del pasado perdido. También se hacen curiosos descubrimientos subterráneos, a veces habitados por peligrosos monstruos y otras repletas de secretos de antaño.

*Los nexos son conexiones entre mundus que permiten viajar entre estos 'semiplanos' de forma normal, sin necesidad de hacer ningún hechizo ni utilizar ninguna máquina. Los nexos varían mucho en el Plano Material. Cómo pasa con cualquier otro camino, algunos son pasos muy ligeros (cómo una senda en el bosque, una caverna o incluso una puerta) mientras que otros son muy abruptos (una tormenta, un río de lava o algo similar).

sábado, 20 de septiembre de 2014

Minotauros para D&D 5ª

Los minotauros siempre son una raza que me ha encantado, cómo ya se ha visto alguna vez. Por eso adaptar esta raza a D&D Next es el paso natural. Sé que ya existen minotauros en las reglas de criaturas de D&D 5ª, pero prefiero hacer cosas un poco más propias. Vamos para allá. 


Rasgos Raciales de los Minotauros
Tu personaje minotauro es miembro de una raza orgullosa y fuerte, con unos rasgos muy característicos que los diferencian del resto de razas.
  • Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Fuerza aumenta en 2.
  • Edad: Los minotauros viven un poco más que los humanos, pero no mucho. Alcanzan la madurez sobre los 20 años y lo normal es que vivan unos 100. 
  • Alineamiento: Los minotauros son gente violenta y generalmente tienden hacia el Caos, pero hay bastante variedad. Entre el bien y el mal, depende mucho de la ambientación aunque suelen posicionarse más al Mal. Aún así hay variaciones muy importantes, pero cómo siempre es algo que depende de la ambientación.
  • Tamaño: Los minotauros miden una media de 210 cm. Algunos son más bajos y otros bastante más altos, aunque también suelen ser muy grandes de espalda (mucho más los hombres que las mujeres). Los minotauros son de tamaño Mediano, aunque están en el filo del tamaño.
  • Velocidad: Aunque son altos y de patas largas, con sus pezuñas y demás no se mueven con demasiada gracilidad. Los minotauros tienen un movimiento base de 30 pies. 
  • Sentido de la localización: Los minotauros tienden a vivir en laberintos debido a que su mente está adaptada a estos lugares. Un minotauro que se haya perdido en un laberinto, caverna, bosque denso y demás puede hacer una tirada de Percepción (Sabiduría) contra DC 15. Si la supera, sabrá donde está y cómo volver de donde ha venido. Si acaso ha podido ver por donde ha venido y demás, tendrá ventaja en esta tirada.
  • Cuernos: Es para todos evidente que los minotauros tienen unas enormes armas naturales y no dudan en usarlas. Los minotauros son competentes con sus cuernos cuando atacan con ellos. Pueden hacer un ataque a la carga contra un objetivo de cualquier tamaño, pero sólo pueden atacar con ellos a criaturas Medianas o mayores si no cargan (no es especialmente fácil atacar con ellos a criaturas pequeñas). El daño de los cuernos es 1d6+bonificador de Fuerza+bonificador de competencia del personaje minotauro.
  • Gran musculatura: Los minotauros son muy grandes y pueden cargar con mucho peso, por lo que se consideran Grandes a la hora de cargar y mover peso. El problema es que su complexión es también muy grande y extraña, y necesitan usar equipo adaptado a su tamaño. Todas las armas (excepto las Pesadas) y las armaduras les costarán un 20% más, y siempre que use un arma o armadura 'no adaptada' no se considerará competente con ella. 
Además, hay dos subrazas típicas de minotauros: Los salvajes y los civilizados. Añado una tercera por puro gusto.

Minotauros Salvajes
Los minotauros salvajes son mucho más brutales e instintivos que sus primos civilizados. Viven en pequeñas tribus en las zonas más salvajes del mundo y suelen ser un peligro para todos los de alrededor... Incluso para sus propias tribus. De vez en cuando alguno de estos brutos se cansa de este estilo de vida (o busca aventuras incluso más violentas) y viajan por el mundo. 

Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Constitución aumenta en 2.

Furia: Un minotauro salvaje es experto en desatar la ira que su raza lleva dentro. Al principio de tu turno, puedes decidir entrar en esta furia. Ganas ventaja para todos sus ataques cuerpo a cuerpo que hagas durante el turno. Hasta el comienzo de su siguiente turno, todos los ataques que sufras tendrán ventaja. 

Minotauros Civilizados
Pese a su nombre, los minotauros civilizados no son especialmente civilizados... Pero mucho más que sus primos. Viven de forma más pacífica en aldeas y pueblos, generalmente agricolas, y con su tamaño también saben ganarse bien la vida cómo mulas de carga junto con otras razas. Suelen ser más tranquilos y canalizan su furia con intensos entrenamientos físicos y armados. Esto hace que se les pueda ver cómo guardaespaldas, guerreros a sueldo y demás músculo de alquiler con bastante facilidad.

Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Constitución aumenta en 1.

Entrenamiento físico: Ganas competencia con  la habilidad Atletismo y con tres armas (o un arma y una armadura) a tu elección.


Tauren
Este curioso híbrido entre minotauro y nativo americano es propio del mundo de campaña de Warcraft (desligado de D&D desde la 3.5, pero amado por muchos) y ya que estaba... Pues lo pongo. Que siempre mola. Si queréis saber alguna cosa más de los Tauren, podéis empezar por aquí o aquí. Los tauren pierden 'sentido de localización' pero ganan esto a cambio:

Incremento de puntuación de característica: Tu puntuación de Característica de Sabiduría aumenta en 2.

Conexión con la naturaleza: Ganas competencia con  la habilidad Supervivencia y Trato Animal.

Entrenamiento nómada: Ganas competencia con la lanza y la lanza nómada (es igual que la lanza, pero marcial, no se puede arrojar, y hace 1d8 de daño. Sigue siendo versátil).

Bueno, hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado.

¡Nos leemos!